diumenge, 27 d’agost de 2017

Diálogo más allá del Muro entre Jon Snow y Beric Dondarrion: niveles de lectura y resonancias filósoficas


Diálogo más allá del Muro entre Jon Snow y Beric Dondarrion: niveles de lectura y resonancias filósoficas 

“La muerte es el enemigo. El primer enemigo y el último. El enemigo siempre gana.”
 Beric Dondarrion 

"Yo soy la tormenta. La primera y la última"
Euron Greyjoy 

"There is nothing more beautiful than someone who goes out of their way to make life beautiful for others"
H. D. Thoreau

Beric Dondarrion, hay hielo
y también hay fueg
o
El episodio 6 de la 7ª temporada de Juego de Tronos nos dejó escenas memorables que, pese a algunas polémicas decisiones de guión, no empañan una serie que bate récords de audiencia, algo que ya quisieran para si muchas otras producciones. De ese capítulo, en el que la batalla en el lago helado nos recordó el momento en que los soldados enemigos de Napoleón son engullidos por el hielo en la retirada de Austerlitz, hay que destacar el diálogo pprofundo entre Beric Dondarrion y Jon Nieve. Ese momento es filosóficamente exquisito pues se tratan varios temas como el sentido de la vida, el destino, el deber (Dharma) más allá de las circunstancias y la capacidad de elegir una situación. Además de esta lectura filosófica hay la lectura a nivel de trama en la que se intuye que Jon y Beric son peones y reyes de un combate mayor entre dos jugadores que les sobrepasan a ambos: la vida y la muerte. Y que ellos son soldados en ese combate. I'm fighting for life, dice Dondarrion. 
 Martin nos presenta a la Hermandad como una antítesis de los Comediantes Sanguinarios (que cortan la mano a Jaime) y la peña chunga de Harrenhall. Todos son hombres rotos, broken man, pero unos han escogido una senda y los otros han tomado otra. Beric es un hombre al que la fe le ha dado fuerzas para vivir tras un sinsentido profundo: un nihilismo que flota en toda la obra de Martin. Veamos un extracto de su diálogo con el bastardo estoico, el lacónico Jon Nieve. Palpita en JdT un existencialismo sartreano (Todos somos bastardos) y a la vez un sentimiento trágico de la vida más cerca de Unamuno y de Kierkegaard que del catolicismo Tolkieniano.

Tenemos que saber por qué estamos luchando. No estoy peleando por lo que un hombre o una mujer que apenas conozco pueda sentarse en un trono hecho de espadas ... [Estoy luchando por] la vida. La muerte es el enemigo. El primer enemigo y el último ... El enemigo siempre gana. Y todavía tenemos que luchar contra él. Eso es todo lo que sé. Tú y yo no encontraremos mucha alegría mientras estamos aquí, pero podemos mantener a otros vivos. Podemos defender a aquellos que no pueden defenderse ... Tal vez no necesitamos entender más que eso. Quizá sea suficiente.

Este diálogo tiene varias partes importantes. Las voy a enumerar por temas. Como vemos sigue una estructura de iluminación filosófica arquetípica propia de los diálogos de Platón, las Meditaciones Metafísicas de Descartes o la mística medieval. Una pregunta que lleva a la angustia, al pozo del nihilismo y en esa oscuridad más plena se encuentra el reencuentro con la certeza y la afirmación de la eternidad de la vida, no de la vida eterna. Es decir que la vida no debe ser comprendida sino experimentada, en palabras de Kierkegaard. Algo que también recuerda a Campbell: follow your bliss. Sigue tu bienaventuranza y busca la experiencia de estar vivo (being alive). Vivir el ciclo de la vida puede ser maravillos y no tanto el conocimiento y la comprensión de ese ciclo mismo, que es algo que todas las religiónes han tratado de hacer y justificar, dando al creyente un "paquete" ideológico de base mitológica que responda todas sus dudas y le protega de las experiencias espirituales reales que podrían trastocarlo. Tambien resuena en el diálogo la frase de Nietzsche: he renunciado a la felicidad, pero aspiro a...mi obra.  El ansia de conocimiento del sentido nos puede llevar al nihilismo y solo el retorno al aquí y ahora nos permite vivir de nuevo plenamente.  El artista, el hombre artista o Superhombre, puede ir más allá de ese laberinto de conceptos y crear su verdad, y alzarse con el triunfo de su voluntad creadora. Beric ha pasado, como el basilisco, por las llamas del nihilismo y lo ha dejado atrás. Resumiendo podemos decir que hay estas partes:
  • Hay una necesidad de saber. Una angustia por dar sentido al dolor del combate y la sangre vertida, propia y ajena. 
  • Ha escogido un bando: el del Señor de la Luz, lo cálido, lo vivo frente al frío, lo muerto. 

    ¿Diálogos paralelos?
  • La vida es un intento grandioso de escapar de las garras de la muerte. Como cantaban Led Zeppelin en la canción That's the way, un bello tema acústico:  And yesterday I saw you kissing tiny flowers, But all that lives is born to die.
  • El Dharma, deber, se rebela al hombre y le rebela contra su vida anterior tal y como la ha conocido. Después de muchos procesos de muerte interior, o muerte psíquica o incluso física muchas personas experimentan ese cambio interior. Los born twice, algo que en el primer cristianismo sucedia tras el bautizo, viven la vida ordinaria como si fuera extraordinaria. La historia del Príncipe Arjuna antes de la batalla ilustra muy bien este ejemplo, y ya la explicamos conectada con el famoso Kill the boy and let the man be born de Jon en un texto anterior. En los libros Beric muere para dar la vida a Catelyn Sark. 
  • Jon y Beric no han tenido suerte en la vida (much joy in life), no han encontrado esa felicidad  muchas veces irresponsable o despreocupada sino que han estado atados por sus circunstancias, deberes códigos, normas, etc. Pero han vuelto de entre los muertos y eso debe tener un significado, un sentido. Y pueden luchar para hacer felices a los demás, encontrar un mal menor propio creando un bien ajeno. Cuentan que cuando Freud, el materialista Freud, moría sus últmias palabras fueron: esto es absurdo, esto es absurdo. ¿Que significaba) Y el filósofo Tertuliano tenia en su credo qui absurdum est (creo porque es absurdo, pues si fuera lógico o cognoscible no me haria falta la creencia). Dany tampoco creía, ni Tyrion, ni nadie en los caminantes blancos. Pero haberlos haylos. Comprenden que hay algo mayor que ellos, que es la Vida enfrente a la Muerte. Y que esa lucha es anterior a ellos y posterior a ellos y esa verdad gnóstica y esotérica, oculta, está por encima del Juego de Tronos, material y propio del mundo de las vanidades y la apariencia. La lucha eviterna entre dos potencias, el clásico dualismo de los gnósticos se nos revela como el cáliz del que bebiendo uno calam todas sus dudas y temores. Darse es el camino hacía la verdad. Probablemente el camino que nos asusta es el correcto. 
  • Beric y Jon ya no temen a la muerte, y por eso Jon parece querer morir cuando se enfrenta solo a los muertos y rehúsa montar al dragón, o al menos así lo parece, tras haber enloquecido brevemente tras la muerte de un compañero y la posterior del dragón, a los que Jon está atado como veremos más adelante ya que ahora Dany y Jon son una pareja potencial y tienen dos dragones, uno para cada uno. Suya es la canción de hielo y fuego.
Por otro lado está el tema de la lucha entre los Dioses en los que por el paralelismo de la frase de Beric con la de Euron Greyjoy parece que hay una conexión. Euron quiere debilitar al máximo los reinos de los hombres porque parece servir al Gran Otro, al señor de los muertos, y cuantos más haya más ejército potencial pueda tener. Hay que recordar que en los libros Euron lleva un parche en el Ojo que es algo que ya relacionamos con Odín y el Ragnarok en una entrada anterior. Eso es algo que en la serie no aparece y no sabemos si fue porque es un detalle incesario o trivial o si fue cambiado el papel de Euron en todo el tramo final de la saga. ¿Que Cersei hablara con Euron antes del parlamento con Daenerys indica que ya sabía algo de lo que sucedería? ¿O fue un recurso de los guionistas? En todo caso Euron simula estar aterrorizado cuando realmente no lo está, por lo que...

La Mano del Rey

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada