dilluns, 20 d’octubre de 2014

Rhaegar Targaryen, el último dragón I

Rhaegar Targaryen, el último dragón I

"Apartarse de la pasión, o entregarse ciegamente a ella, ¿cuál de las dos actitudes es la menos destructiva?"
Once minutos, Paulo Coelho


Tremenda ilustración
de Michael Komarck
Si hay alguien alberga dudas de que George R.R. Martin sea un escritor romántico no tiene más que echar un vistazo a la vida del príncipe Rhaegar Targaryen, caído en la batalla del Tridente ante Robert Baratheon, años antes de que empiece la acción de la saga Canción de hielo y fuego. Recordemos el momento del libro Juego de Tronos:

Se habían enfrentado en el vado del Tridente, en el centro mismo de la batalla, Robert con
su maza y su enorme yelmo astado, el príncipe Targaryen con su armadura negra. Llevaba en la
coraza del pecho el dragón de tres cabezas de su Casa, todo recubierto de rubíes que refulgían a la
luz del sol. Las aguas del Tridente enrojecieron en torno a los cascos de sus corceles mientras
ellos cruzaban las armas una y otra vez, hasta que por último un golpe de la maza de Robert
destrozó el dragón y el pecho que había debajo. Cuando Ned llegó al lugar, Rhaegar yacía ya
muerto en el río, y hombres de ambos ejércitos se zambullían en las aguas turbias para buscar los
rubíes que se habían desprendido de la armadura.

Tragicomedia. Robert Baratheon decantando la balanza de la guerra y asesinando al representante de una familia poderosa y en ese decisivo instante importante para la vida de millones de personas de los Siete Reinos un puñado de soldados se zambulle para encontrar unos rubíes. ¿Se perdieron para siempre? En el blog Eneltronodehierro tienen una interesante teoría sobre eso. ¿Pero como llegó Rhaegar, príncipe heredero, adalid de la etiqueta y la caballería de Poniente, rompecorazones a su pesar y sin duda marcado por la tragedia y el amargo don de la belleza, a ese momento en el cual la vida se bifurca, en el que un hombre alcanza la gloria y otro se hunde en el barro? Por amor? Por deber? El azar? Sin duda, Rhaegar es un personaje romántico y que junto a Lyanna Stark forma una pareja trágica que no tiene nada que envidiar a Tristán e Isolda, Romeo y Julieta, o Anakin y Amidala. 

Que Rhaegar era un buen caballero lo cuenta Ser Jorah Mormont a petición de Daenerys, aunque la inclinación por la música, el arpa concretamente, y su inclinación melancólica lo sitúa de nuevo en el romanticismo. Recordemos el fragmento:

La destreza del príncipe Rhaegar era incuestionable, pero rara 
vez tomaba parte en las justas. No le gustó nunca la canción de las 
espadas tanto como a Robert o a Jaime Lannister. Era algo que tenía 
que hacer, una tarea que el mundo le imponía. Lo hacía bien, porque 
lo hacía bien todo. Estaba en su naturaleza. Pero no disfrutaba con 
ello. Se solía decir que le gustaba el arpa mucho más que la lanza. 

La fascinación por las ruinas fue una de las características del movimiento romanticista, una fascinación que Rhaegar siente por su hogar perdido de la infancia. La tragedia de Refugio Estival, lugar que le vio nacer, fue una sombra funesta que le persiguió toda la vida. Aunque si fue un caballero de destreza suficiente como para vencer a hombres de renombre:
Rhaegar y su arpa

Cuando era joven, Su Alteza cabalgó de forma excepcional en 
un torneo en Bastión de Tormentas; derrotó a Lord Steffon Baratheon, 
a Lord Jason Mallister, a la Víbora Roja de Dorne y a un caballero 
misterioso que luego resultó ser el infame Simon Toyne, jefe de los 
forajidos del Bosque Real. Aquel día rompió doce lanzas contra Ser 
Arthur Dayne. 




¿Que sucedió con el hogar de Rhaegar?

Solo aquel cuya radiante lira haya tañido en la sombra
Podrá seguir mirando hacia adelante
Y recobrar su infinita alabanza
Solo quien haya comido amapolas con los muertos 
Descubrirá para siempre sus acordes mas armónicos
No obstante, la imagen en el estanque
Suele desvanecerse, conoce y permanece en paz
En el seno del mundo dual
Todos los sonidos terminan entremezclándose eternamente
Rainer Maria Rilke

El mismo día que  nació el príncipe Rhaegar un gran incendio sucedió en 259 AL, que consumió el castillo hasta dejarlo en ruinas. A resultas del incendio se sucedió la muerte del rey Aegon V Targaryen, su hijo y heredero al Trono de Hierro, el príncipe Duncan Targaryen, y el Lord Comandante Duncan de la Guardia Real, así como parte de los miembros de la corte real.  Luego de esto, las ruinas se abandonaron y no se reconstruyó el castillo. El príncipe Rhaegar creció con una compleja fascinación acerca de Refugio Estival, lugar donde se encontraba a gusto pero que a la vez le entristecía al recordar el evento y al que se dirigía a veces en soledad  para tocar el arpa preso de la melancolía.

El amargo don de la belleza

"Prince Rhaegar loved his Lady Lyanna, and thousands died for it."
Barristan Selmy
Rhaegar y Lyanna, otaku style


Quizás los dragones que amenazan nuestra vida no sean sino princesas anhelantes 
que sólo aguardan un indicio
de nuestra apostura y valentía.
Quizás en lo más hondo
lo que más terrible nos parece
sólo ansía nuestro amor

Rainer María Rilke


La belleza de Lyanna desata el mecanismo narrativo que destruye a Rhaegar y a su familia, su dinastía y su legado. Quizás para siempre o quizás no. ¿Porque Rhaegar lo echa todo a perder? Por deber? Por amor? O mejor dicho por la pasión, por la locura... O hay alguna trama política detrás desconocida? La profecía de Azor Ahai? Aquel al que los Dioses quieren destruir primero lo vuelven loco. Rhaegar y Lyanna tienen un encunetro con Eros, un encuentro metafísico, pues son almas gemelas y complementarias. Ella era guerrera, una mujer lobo, participó, con toda probabilidad en el Torneo de Harrenhall disfrazada de Caballero. Ella era la belleza, pero una belleza fuerte como advierte Ned Stark a Robert en Juego de tronos:

—No conociste a Lyanna como yo, Robert —replicó Ned—. Viste la belleza de la superficie,
no el hierro que había debajo. Ella te habría dicho que no debías tomar parte.

Rhaegar era un guerrero con alma femenina, melancólico, sensible, músico. Era la dulzura que le faltaba a Lyanna. Eran complementarios. Hay hielo y también hay fuego. Pero el amor es un veneno, un veneno lento que mata, dice Cersei Lannister. Cersei, que estaba secretamente enamorada de Rhaegar, como la mayoría de mujeres de la corte, y que se acaba casando con Robert Baratheon, asesino de Rhaegar y enamorado de Lyanna.  Aunque recordemos que Rhaegar estaba casado y lo que magnifica su tragedia es el terrible destino de Elia Martell, su esposa, y sus hijos... ¿Estaba enamorado Rhaegar de Elia de Dorne? Ser Barristan nos saca de dudas, o nos mete en ellas según se mire. Se casó enamorado, o quizás encariñado, de Elia:

–La princesa Elia era una buena mujer, Vuestra Gracia. Era bondadosa
e inteligente, con un corazón amable y un ingenio encantador. Sé que el príncipe estaba muy 
encariñado de ella.

Rhaegar Targaryen (Miguel Regolón)
La amaba. Pero no eran complementarios. O no podía darle nuevos hijos... ¿Fue Lyanna un instrumento de Rhaegar para tener un nuevo heredero, la tercera cabeza de Dragon, tal como apuntaron algunos foros? Puede. Pero Rhaegar no era solo un caballero, era un niño herido en su ser más profundo, una herida que las visitas a Refugio Estival, sus canciones y su arpa no le llenaban del todo, y solo una mujer fuerte podía hacerlo. Y esa mujer era Lyanna Stark. Y por eso lo dejó todo desatando la tragedia. Porque a pesar de todo, de tener de su parte la ley y la razón, como dijo Jorah Mormont:

Rhaegar luchó con valentía, Rhaegar
luchó con nobleza, Rhaegar luchó con honor y Rhaegar murió.


Pero esa ya es otra historia...


La Mano del Rey





PD: Rainer Maria Rilke (4 de diciembre de 1875, en Praga, Bohemia, en aquellos tiempos Imperio Austrohúngaro) - 29 de diciembre de 1926, en Val-Mont, Suiza) es considerado uno de los poetas más importantes en alemán y de la literatura universal. Sus obras fundamentales son las Elegías de Duino y los Sonetos a Orfeo. En prosa destacan las Cartas a un joven poeta y Los cuadernos de Malte Laurids Brigge. También escribió en francés. Rilke tubo una infancia marcada por la tristeza ya que sus padres le hicieron sustituir el papel de una hija muerta. Su poesía se enriqueció con los estudios del Psicoanálisis al que llegó de la mano de Lou Andrea Salomé, femme fatale a su pesar y mujer que inspiraba a hombres de letras bellas palabras debido a su belleza y talante liberal y activo en tiempos de mujeres sumisas.




10 comentaris:

  1. Todo sería más bello y sublime si no citaras a un personaje de la talla de Coelho al principio...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cierto. Pero la frase va como anillo al dedo... ;)

      Elimina
  2. Muy buen análisis.
    Pienso que Rhaegar solo sintió un gran cariño por Elia, como bien se quedó pensando Daenerys en aquella conversación (sobre Rhaegar y Elia) con Ser Barristan, "ella también podría tomarle cariño a su prometido con el tiempo", aunque eso no omitía el hecho de que la relación se haya dado por deber.
    Respecto a Lyanna, lo que sintió Rhaegar por ella, definitivamente era un amor que no se encontraba en sentido terrenal, iba mucho mas allá. Tal vez no creyó nunca acceder a un amor así, por lo tanto al encontrarlo no lo quiso dejar ir.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Exactamente. DUe un amor plutonico y no platónico, que era a lo que Rhaegar había aspirado siempre leyendo amores de caballerías.

      Elimina
  3. Cuando leo vuelo. Realmente esta serie es una gran historia de amor, del romanticismo oscuro, plutoniano...pero el que vale la pena vivir, si lo encuentras alguna vez. Tal cual, eran complementarios. Jon une el alma de ambos. Me renueva la fe en el amor, así lleve una vida encontrarlo. Genial Bernat!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Así es. El amor fue siempre la llave de todo lo divino y lo humano. Lo que abría las puertas tanto del cielo como del infierno, que estan aquí en esta vida, y quizás de las siguientes, pero eso no podemos saberlo.
      ;)

      Elimina
  4. puede que sea pesimista, pero no creo que Rhaegar haya estado enamorada de Elia ni de Lyanna. estaba obsesionado con la profecía y que debía juntar su sangre con los lobos. En la visión de Daenerys, cuando Elia esta con Aegon, Rhaegar le dice varias veces que debe haber otro hijo. y Lyanna, joven, y de sangre loba era ideal. además el entro en las lanzas, y la espada por el deber más que el querer. lo que demuestra que su vida giraba en torno a eso.

    ResponElimina